10 mayo 2007

Hay cosas que no tienen precio

Me ha salido un callo en la ilusión. Justo ahí, donde dan siempre las cosas que duelen. Bueno, que ahora no duelen porque ya no las siento. Lo he descubierto hoy, en una exploración nada rutinaria. Por un momento, me he sentido aliviada. Sin embargo, luego he pensado que tal vez fuera mejor lamentarlo. Me ha quedado la duda.
He encendido el televisor y el Dr. Scholl’s me ha recordado que los callos, al contrario que las bicicletas y los melocotones, no son para el verano. He bajado a la farmacia con la tarjeta en el bolsillo, dispuesta a dejarme en un remedio anti durezas lo que otros se gastan en geles contra la piel de naranja.
Le he explicado a la boticaria el problema y me ha mirado así, entre condescendiente y aburrida. Esto es, con esos ojos con que miran las madres a los bebés que intentan encajar un círculo en un cuadrado por millonésima vez. Me han temblado las piernas y he apretado la 4B como si quisiera derretirla. La mujer ha suspirado y antes de que dijera algo, me ha dado por salir corriendo.

14 comentarios:

Gonzalo dijo...

Letra de rigor, todavía no mortis:

si lo que quieres es vivir cien años
vacunate contra el azar.
deja pasar la tentacion
dile a esa chica que no llame mas
y si protesta el corazon
en la farmacia puedes preguntar:
¿tienen pastillas para no soñar?

Bambu dijo...

Sería perfecta una farmacia en la que vendieran los antídotos para las desilusiones, mientras tanto habrá que conformarse con el tiempo que sigue siendo el rey sanador.

mc clellan dijo...

La putada es que cuando se te jode algo que esperas ya no te duela... Eso no tiene que ser bueno.

libertad dijo...

Jajaja...me ha gustado tu espontaneidad. Y te entiendo, te entiendo, que te salga un callo en la ilusión es de lo peor, de lo peor. A veces sanan solos, sabes?

anso dijo...

aunque duela y tras una buena resaca,esperando no definirme como masoquista, admito que prefiero el infierno de una desilusión que dormir los brotes de los sueños en formol y no dejarlos crecer... son el latido de la vida, a pesar de que algunas veces se conviertan en el detonador de la muerte...

mario dijo...

tú piensas que las cosas siempre tienen un porqué. que te sale un callo, será porque los zapatos que usas no son los adecuados, que se te jode una amistad,será porque no la has cuidado bien, que se te jode el agua, será porque no has pagado.... TODO TIENE UN PORQUÉ

Melpómene dijo...

Los callos desaparecen cuando dejas de rozar el lugar donde han salido. Luego esa parte queda como nueva, a estrenar.

alakazaam! dijo...

Te mando una entrada mía, que si bien es del mes de enro, habla de una situación muy parecida, mostrador y cosméticos incluídos. Ayy que tiempos estos...

http://panchitosyabsenta.blogspot.com/2007/01/s-mam-hablo-metafricamente.html

Almasy dijo...

Sí, Mario, todo tiene un porqué... porque la gente es egoista, porque los que consideras tus amigos no lo son tanto, porque hay gente que quiere vivir y otros no la dejan, porque hay personas que tienen sueños y no deben pedir permiso para cumplirlos, porque nadie tiene derecho a cobrar un impuesto de libertad, porque ya está bien de mirar para otro lado, porque hay excusas de bisuteria que no engañan a nadie, porque hay personas repugnantes que se alimentan de egolatrías minimalistas, porque las cobardes se escudan en un pasado y prohíben un presente que no les pertenece... porque espero que se den por aludidas en un texto gestado en una lengua mordida.

Para, creo que voy a vomitar dijo...

Pues sí..., mala papeleta. La ilusión y los sueños no se deberían encallecer nunca.

Prueba a reblandecerlos con saliva (propia o ajena) ;)

Marlon dijo...

Mientras te haya salido en la ilusión vamos bien.
Hay sitios peores.

Y además, seguro que ya estarás curada.... de espanto.

Sherezade dijo...

Pues va a ser que la has usado mucho...

aunque eso no sé muy bien si es bueno o es malo....

huyamos... dijo...

Toda la vida es un sucesión de ilusiones y desilusiones. Así es, así que ánimo porque te queda mucho.El callo de hoy te lo cura el callo de mañana, cuando te duela más el dolor del futuro que el del presente. Y la ilusión de mañana hará que olvides la desilusión de hoy.

mc clellan dijo...

Es cierto, como bien dice Marlon, que si el callo sale en la ilusión es que todavía existe. Pero yo no creo que usarla demasiado sea bueno. Creo que con ella pasa algo así como con el tiroides. Y como interpreto de las palabras de Huyamos, las cosas se suceden como las historias en una novela y los baches se olvidan, como una buena frase en el capítulo anterior. Bienvenida, por cierto.

Post nuevo Post antiguo Inicio