28 mayo 2007

Tocadiscos

-¿Qué es lo mejor de Martirio?
-(Se lo piensa. Breve silencio. Responde) Las ganas. Tengo muchas ganas.
(Entrevista en televisión)
Colocó la aguja sobre el vinilo y se acurrucó en el sofá. El disco comenzó a sonar. Primero el característico crepitar del diamante contra el polímero. Y luego la música. Cerró lo ojos y se abrazó a las rodillas. Las notas resbalaron por ella como si le llovieran encima. Quiso llorar. Al menos, se dio cuenta, le habían quedado las ganas.

9 comentarios:

Gonzalo dijo...

Lo curioso es que hay canciones que cobijan como un paraguas, pero hay otras que son como si la nube estuviera por debajo de la tela. Y te mojan.

mc clellan dijo...

Imagen ocurrente y, sobre todo, certera. Te mojan para bien y para mal. Es como el viento y Mafalda: la manera de sentir que el mundo se mueve y que estás vivo, ¿no? Yo creo que escucharlas es un ejercicio cardiosaludable.

Isthar dijo...

Qué fragilidad encierra esta imagen, y qué belleza.

A veces todo lo que necesitamos está ahí, en las cosas más sencillas, y mientras queden ganas, nada está perdido.

chopitosmum dijo...

Vuelvo a ver un cuadro de Hopper, no es que esté obsesionada es que me gusta mucho, como lo que escirbes.
Gracias.
Besotes.

Anna. dijo...

es bellisimo...como sentir una lagrima en el rostro.

Anna.

mc clellan dijo...

Es cierto, isthar, mientras queden ganas casi nada está perdido. Ni siquiera la pereza puede con las ganas.

Chopitusmum, gracias a ti por tus comentarios. Veo que soy muy 'Hopper' ;)... Menudo halago, si casi no se dibujar ni una o...

Bueno, mejor no hablemos de caligrafía, que los cuadernillos Rubio causaron estragos en mí.

Anna, bienvenida. Me alegro de que te haya gustado. Tus botellas al mar son muy evocadoras.

anso dijo...

mnm...un momentín, no quiero interrumpir pero tengo que decírtelo...
has sido seleccionada para participar en el juego de los ocho aspectos de tu vida. Mira aquí:
http://www.vueltasdetuerca.com/?p=90

Bambu dijo...

Para la mi la música suple casi cualquier carencia, incluidas las ganas que a veces faltan.

martina dijo...

Estoy de acuerdo con Gonzalo. Hay temas que te arropan, temas que sientes que te vitalizan y otros que te rompen. La música para mi no suple carencias más bien me hace disfrutar, saborear y vivir momentos con más intensidad.

Post nuevo Post antiguo Inicio