25 mayo 2007

Zoom in

(En la más estricta intimidad, 1945)

A veces me gustaría tener ojos de fotógrafo. O por lo menos, de alguno. Por ejemplo, los de Robert Doisneau. Este profesional, que trabajó junto a Henri Cartier-Bresson y Robert Capa, se dedicó a captar la vida de las calles de Paris con su cámara. A la vez que retrataba rostros anónimos con una extrema sensibilidad, inmortalizaba la belleza y elegancia de la alta sociedad para Vogue. También formó parte del movimiento Fotoform, fundado por el médico alemán Otto Steinert, uno de los padres de la fotografía subjetiva y por el que hoy llega aquí.

8 comentarios:

Gonzalo dijo...

Falta la del paraguas y el cello, aunque menos mítica que la del beso en el ayuntamiento de París. :P

mc clellan dijo...

La del paraguas y el cello es muy curiosa. A mí me recuerda al gesto de un arlequín... que siempre me ha parecido un payaso con conciencia. La del beso en el ayuntamiento es casi tan mítica como la del beso de la enfermera y el soldado (que aunque no es suya, podría pasar por ello). Lo más curioso es eso del encargo que le hicieron a Doisneau: un reportaje sobre besos... Eran otros tiempos, sin duda.

Gonzalo dijo...

Sí, esa del beso en la que el autor confesó a su hijo antes de morir que estaba preparada, que había pagado a los modelos para que se besaran. ¿Estamos hablando de la misma, verdad?

Almasy dijo...

¿Qué hubiera sido de Capa en el siglo XXI?

mc clellan dijo...

Hablamos de la misma, pero es que forma parte de una serie. Hay más: otra pareja frente a la ópera , otra llamada Los amantes...

Almasy, si Capa viviera ahora probablemente se hubiera arrancado los ojos en más de una ocasión. Hay que ver cada cosa... :P

libertad dijo...

Què privilegio tener esos ojos!
Besos

Isthar dijo...

Yo también he deseado muchas veces tener esos ojos, o tener una cámara a mano, porque la vida está llena de pequeñas escenas, de imágenes sencillas llenas de inmensa belleza, que se nos pasan desapercibidas con demasiada frecuencia.

Quizá por eso me gusta tanto quedarme en un sitio, y mirar, por el placer de mirar...

carlos martinez dijo...

Yo también quiero eso y me entreno para ello pero...
De momento a ver si en Photoespaña 2007 que se celebra estos dias en Madrid aprendo algo.

Post nuevo Post antiguo Inicio